La gama de tintas de Domino ha sido especialmente diseñada para asegurar la compatibilidad de las mismas y de ese modo funcionar a la perfección en su sistema. No solo producen los mejores resultados, sino que también prolongan la vida de sus máquinas al garantizar un funcionamiento eficiente. Como cabría esperar, nuestras tintas son de la mejor calidad, se encuentran disponibles en una amplia gama de colores y, lo más importante, se han creado a la medida de su sistema. En otras palabras, nadie fabrica tintas que funcionen igual de bien con nuestras impresoras. Mientras que el ahorro que quizá pudiera suponer a corto plazo el adquirir tintas a otros proveedores pudiera resultar atractivo en su caso, el ahorro que conseguirá a medio/largo plazo usando las tintas especiales de Domino — gracias a conseguir una mayor productividad, un menor tiempo de inactividad, unos resultados de mayor calidad y un desgaste menor de sus impresoras— eclipsarán con diferencia cualquier ventaja del uso de tintas inferiores.