×

CSI Domino: en la escena del código

  • Por Acerca de Domino
  • marzo 07, 2019
  • General
Más información

Los especialistas de la Academia de Láser de Domino en Hamburgo, Alemania, son el equivalente a un equipo forense que trabaja para resolver un caso. La física especialista en láser, Katharina Janβen, nos revela el modo en que la Academia de Láser analiza los sustratos y permite que los clientes codifiquen con confianza.

Cada día, el laboratorio recibe un lote nuevo de muestras de sustratos para someterlos a diversas pruebas. Entre las muestras se incluyen plásticos PET, materiales flexibles films, distintos tipos de cartón, latas de aluminio, materiales naturales como el vidrio, la madera o la cerámica.

A modo de ejemplo puede darse la posibilidad de que algún cliente considere cerciorarse de que su láser Domino sigue proporcionando códigos de alta calidad al decidir usar envases sostenibles. O que surja la necesidad de codificar un perfil de envase totalmente diferente debido al lanzamiento de un producto nuevo.  

En una ocasión demostramos que el proveedor de materiales de un cliente había modificado la composición de sus envases sin avisar al cliente. La modificación en la composición del envase puede afectar a los objetivos de sostenibilidad de una empresa y provocar problemas de calidad en la codificación generando además tiempo de inactividad y aumento de desperdicios. Sin la capacidad investigadora de Domino, probablemente nunca se hubiera determinado la modificación en la composición de los envases.

Investigamos con suma precisión

La calidad del marcaje depende de la alineación de la longitud de onda del láser y de las características de absorción del sustrato, lo que básicamente significa conseguir una interacción favorable entre luz y materia.

Una vez que recibimos una muestra para su codificación, la llevamos a nuestro laboratorio de análisis para conocer las características del sustrato. Allí somos capaces de cartografiar las funciones moleculares del material con un aparato llamado espectrómetro, que nos ofrece una imagen sobre el modo en que están unidos los elementos estructurales del material. 

También disponemos de otro espectrómetro con el que podemos detectar la idoneidad de los sustratos para la codificación con láser UV y de fibra.

Relacionadas: Con nuestras soluciones de codificación láser, olvídate de cometer errores

La base de datos «dactilar» de Domino

La exhaustividad de la información analítica que nos proporcionan estos aparatos tan vanguardistas nos permite crear perfiles dactilares únicos de las muestras que recibimos. Actualmente, poseemos 10.000 de estos perfiles dactilares almacenados digitalmente. El análisis inicial nos permite crear un nuevo perfil de sustrato y ver inmediatamente si se corresponde con cualquier perfil que tengamos registrado en la biblioteca digital. Esto nos permite constatar el láser que se empleó para crear un buen código con un perfil determinado, con lo que podemos identificar con más rapidez el láser óptimo para los clientes.

Clasificamos la huella de cada sustrato, lo que nos permite recomendar la solución láser adecuada a nuestros clientes actuales y nuevos para el sustrato que pretenden codificar. En algunos casos, podemos recomendar cubrir el sustrato con un revestimiento sensible al láser o insertar un campo de color para obtener un mejor contraste.

Adaptación de la longitud de onda

El tereftalato de polietileno (PET) es una elección común para botellas de agua y bebidas carbonatadas, nuestros escaneos mostrarán varios máximos y mínimos al analizar el material. Nuestro objetivo es encontrar la longitud de onda con la que podamos radiar el material de modo que se adapte a los máximos (zonas calientes), ya que esto crea una marca de láser óptima. Al radiar los mínimos (zonas frías) con una longitud de onda de láser incorrecta, el material quedaría frío, con lo que se produciría un código de mala calidad. 

Todos los materiales tienen características únicas; todos cuentan con zonas calientes y frías, pero la ubicación de esos puntos difiere mucho de un material a otro.

La comprobación de la calidad de los códigos legibles por máquina es un paso importante al realizar muestras para los clientes. Utilizamos un aparato que nos permite clasificar la calidad del código, ya que dicha calidad ha de ser adecuada según el tipo de producto. Por ejemplo, los códigos 2D legibles por máquina para los envases de medicamentos, tienen unos requisitos muy diferentes a los de la fecha de consumo preferente de una caja de pizza destinada a la lectura humana.

Glass-Coding-Hero-Content

La colaboración y el intercambio de conocimientos son las señas de identidad de Domino, por eso somos un equipo muy unido. Dedicar tiempo a los compañeros del equipo resulta ser una experiencia tan fascinante como realizar hallazgos en el laboratorio.

Al analizar una muestra, me apasionaba descubrir por qué la codificación con el láser de fibra no funcionaba en este sustrato negro en concreto y que fuera capaz de analizar esto con nuestro espectrómetro UV. Averigüé que el motivo por el que la codificación no era posible era que el color negro estaba compuesto solo de colores primarios, y el láser de fibra no blanquea el «falso color negro».

El trabajo que hacemos en nuestros laboratorios es apasionante porque gran parte del mismo es exploratorio. Debido a la naturaleza tan cambiante de los materiales, al utilizar estas innovaciones en la ciencia, tenemos la oportunidad de descubrir por primera vez la influencia de la composición de los sustratos en el proceso del láser.  

Relacionadas: Sostenibilidad: una mirada al futuro

Featured Articles

¿NECESITA MÁS INFORMACIÓN?

Descubra cómo la experiencia líder en la industria de Domino puede ayudar a su empresa

Más información