Índice de protección: efectos sobre el equipo de codificación y marcaje

  • By David Croft
  • diciembre 01, 2016
  • Bebidas

Como responsable de producción, factores tales como la protección de su maquinaria y su equipo son aspectos y preocupaciones clave. En entornos más exigentes con humedad y polvo, los riesgos de avería son más elevados, al igual que la necesidad de una máquina con una calificación IP superior. Si desea conocer qué debe saber, siga leyendo.

En este segundo artículo, analizaremos otras implicaciones de las calificaciones IP para el equipo de codificación y marcaje y su influencia en los encargados de tomar las decisiones basándonos en nuestro primer artículo sobre los aspectos fundamentales: ¿qué son las calificaciones IP y qué significan?

En un entorno de producción de bebidas habitual (ya sean bebidas alcohólicas o refrescos) podría ser necesario lavar el equipo como parte del proceso de desinfección, por lo que normalmente estará húmedo. ¿Cuál es la mejor calificación IP que podemos elegir para un entorno así?

Está claro que el codificador ha de poder lavarse, normalmente con una manguera o máquina de agua a presión, por lo que es deseable contar con una calificación IP que tenga un segundo dígito más elevado, lo cual implica que normalmente se especificaría IPX5. Esta calificación IP resulta adecuada para proteger el codificador contra los lavados, pero también han de tenerse en cuenta las implicaciones a largo plazo de este entorno húmedo para el codificador.

Con el paso del tiempo, comenzará a acumularse contaminación transmitida por el aire (por la humedad, los azúcares y el sirope) dentro del codificador debido al aire que lo atraviesa para refrigerar la electrónica. Muchas veces, esto provoca averías y/o una escasa fiabilidad; por lo tanto, una calificación IP con una mayor resistencia a la humedad resultará, por lo general, más ventajosa para un codificador situado en un entorno húmedo exigente.

La protección del entorno contra la entrada de elementos externos es clave para la fiabilidad a largo plazo y la eficacia global del equipo. Sellar la electrónica es una manera de conseguir una calificación IP superior respecto a la humedad. Mantener la refrigeración se convierte entonces en un aspecto clave para que el codificador sea fiable, por lo que habrá que instalar un sistema de refrigeración adecuado.

Ahora imagine la situación contraria: un codificador que se encuentra en un entorno de producción de bebidas con mucho polvo, por ejemplo una fábrica de café o té. La impermeabilización podría ser menos importante que tener en cuenta la protección contra el polvo. Los gráficos sobre calificaciones IP muestran una calificación de 5 o 6 como la más adecuada, pero a la hora de tomar una decisión ha de encontrarse un nivel intermedio entre la protección contra el polvo y la estanquidad. Lo más probable es que cuando se trate de una aplicación en la que el mayor problema es la cantidad de polvo, la opción de protección contra este aporte el nivel de protección deseado, resultando imperativo garantizar que el filtro de aire del sistema esté limpio en todo momento.

Con esto termina la segunda parte del artículo sobre calificaciones IP. Si desea obtener más información, no deje de leer la nueva Serie Ax. ¿Le ha gustado este artículo? No dude en comentarlo a continuación y en mostrarnos sus opiniones.

Featured Articles

¿NECESITA MÁS INFORMACIÓN?

Descubra cómo la experiencia líder en la industria de Domino puede ayudar a su empresa

Obtenga más información