×

COVID-19: seguir trabajando y adaptarse en tiempos de crisis - Parte 1

  • Por Domino Printing Sciences
  • junio 23, 2020
  • Impresión digital
  • General
Más información

En tan solo unos pocos meses, la pandemia de la COVID-19 ha transformado por completo la economía mundial y ha marcado el inicio de una nueva, aunque temporal, «normalidad» para empresas y comunidades de todo el mundo. 

Según un informe elaborado recientemente por Business Insider, un tercio de la población mundial sufre actualmente algún tipo de confinamiento, y los gobiernos locales y nacionales han limitado activamente la movilidad de las personas.[i] En muchos países, los centros educativos, oficinas, tiendas minoristas, cines, bares, discotecas y restaurantes se han visto obligados a cerrar en un intento de controlar la propagación del virus y evitar el colapso del sistema sanitario.

El carácter repentino del confinamiento forzoso ha pillado desprevenidos a los mercados mundiales, obligando a la parada de sectores completos y generando enormes cambios en la demanda, conforme las comunidades se han ido adaptando a pasar más tiempo en sus hogares. Durante las últimas semanas, algunas organizaciones afectadas han adaptado rápidamente sus procesos de producción para satisfacer las necesidades urgentes de las comunidades, por ejemplo, con la ampliación de la producción de alimentos y bebidas esenciales o la transformación de los procesos empresariales para subsanar los déficits en la demanda de servicios domésticos.

En esta entrada del blog, examinaremos el modo en que los distintos sectores están encarando la crisis y expondremos la manera en que Domino está echando una mano para ayudar a los clientes a adaptarse a la nueva «normalidad».

Alimentos y bebidas

La pandemia de la COVID-19 ha tenido una enorme repercusión en los mercados de los alimentos y las bebidas de todo el mundo. A principios de marzo, cuando la OMS declaró al virus pandemia, los compradores de los distintos mercados, incluidos los de Europa y los Estados Unidos, reaccionaron ante la posibilidad de una cuarentena haciendo acopio de alimentos y productos básicos, lo cual ejerció una presión importante sobre supermercados y productores de alimentos. 

En todo el planeta, la demanda de productos de consumo envasados se disparó hasta unos niveles insólitos en marzo; por ejemplo, aumentó un 10,9 % en Italia, un 9 % en Francia, un 8,2 % en el Reino Unido y un 9,5 % en los EE. UU.[ii] Meses más tarde, las cadenas de suministro de alimentos se están ajustando lentamente a la nueva normalidad, a pesar de una disminución inicial de las ventas, y se ha producido un incremento sostenido en la demanda provocada por la subida en el consumo en los domicilios. En el Reino Unido, se calcula que se han consumido aproximadamente 500 millones de comidas más en casa a la semana durante el confinamiento.[iii]

 Persona que lleva artículos de compra al automóvil

Hay ciertos artículos que parecen gozar de mayor popularidad que otros. En el Reino Unido, los supermercados y los mayoristas han tenido dificultades para satisfacer la demanda de harina, y eso que este producto no escasea. Normalmente, la mayoría de la harina que se fabrica en el Reino Unido se envasa en sacos a granel producidos para la venta al por mayor a restaurantes, panaderías y pastelerías. Como consecuencia del incremento en la demanda de los consumidores, muchos molinos de harina británicos han aumentado su producción en un intento de satisfacer los pedidos de formatos más pequeños, mientras que algunos minoristas, como Morrisons, han empezado a decantar harina de repostería en envases más pequeños para venderlos en las tiendas.

Con los supermercados y los mayoristas sometidos a la presión de mantener las estanterías repletas, otros productores de alimentos están notando un efecto muy diferente a causa de la pandemia, especialmente aquellos cuyos modelos de negocio se centran exclusivamente en suministros para oficinas, centros educativos, restaurantes, bares y cafeterías. En las primeras semanas del confinamiento, agricultores de toda Europa y de los EE. UU. se vieron obligados a tirar toneladas de verduras frescas, huevos y productos lácteos que no fueron capaces de vender, debido a la caída repentina y sostenida de todos esos negocios. 

No obstante, los proveedores de alimentos no son nada si carecen de resiliencia, así que, para recuperar las pérdidas de sus empresas y quitar presión a los supermercados, algunos han decidido cambiarse a los pedidos de envío a domicilio, y algunas explotaciones agrícolas y ganaderas y productores han empezado a prestar servicios de entrega a domicilio o a colaborar con restaurantes para crear supermercados temporales. 

En el Reino Unido, Detox Kitchen, un servicio de entrega de alimentos y productos gourmet con sede en Londres, se ha asociado con su proveedor para elaborar y distribuir cajas de verduras, mientras que la cadena de comida rápida Leon convirtió 65 de sus restaurantes en el Reino Unido en supermercados temporales donde vendían comidas refrigeradas listas para llevar. Entre tanto, en los EE. UU., Denny’s, la marca preferida de las familias, ha empezado a vender verduras esenciales en 30 restaurantes en Oregón y California. 

Evidentemente, al cambiar de canal de producción, la codificación y el etiquetado de productos y envases son pasos fundamentales que no se pueden ignorar. Los proveedores de nuevos servicios deben garantizar que los productos cumplen las normativas del gobierno y del sector, y han de imprimir información relevante de lote y fecha y códigos de trazabilidad en sus productos y envases. 

Desde el comienzo de la pandemia de la COVID-19, Domino ha observado un importante incremento mundial en la demanda de sus equipos de impresión, tintas, consumibles, recambios, servicios y soporte por parte de fabricantes de sectores esenciales. Entre ellos figuran productores de alimentos y bebidas, que trabajan duro para procurar una distribución constante de productos básicos durante estos tiempos tan problemáticos.

 Persona cargando compras en la parte trasera de un automóvil abierto
“Nuestra mayor contribución ha sido mantener las cadenas de suministro en marcha y garantizar que seguimos atendiendo a los clientes que trabajan en sectores esenciales y les prestamos el servicio y la asistencia que necesitan para producir artículos básicos durante la época actual. Nuestros equipos de compras están muy versados en la gestión de largos ciclos de vida de productos, y nuestros equipos de la cadena de suministro contribuyen a navegar por entornos inciertos. Aunque la situación actual no tiene precedentes, no es algo para lo que no estemos preparados” Rachel Hurst - directora de operaciones de Domino

Domino ha sido capaz de aprovechar su posición como proveedor mundial de equipos y materiales de impresión para seguir suministrando a sectores fundamentales en todas las partes del planeta. Al desplazar la producción de productos y la compra de materias primas a distintas regiones, Domino ha sido capaz de superar las restricciones a la movilidad de productos entre países, y servir mejor a los mercados locales.

Esto no solo comprende la producción de impresoras y hardware, sino también las tintas y los fluidos necesarios para mantener las impresoras y, por consiguiente, las líneas de producción, en funcionamiento. Domino tiene la fortuna de contar con una red de plantas de fabricación de tintas en todo el mundo, por ejemplo, en los EE. UU. y China, y hace poco ha inaugurado una planta de producción a gran escala en Liverpool, Reino Unido.

«Para los clientes es fundamental saber que podemos continuar la producción de nuestras tintas y fluidos», afirma Pete Weaver, director de operaciones de fluidos del Grupo en Domino. «Sin tinta, no pueden proseguir con la producción, por eso hemos dedicado una enorme cantidad de trabajo a asegurar que las interrupciones en la cadena de suministro de fluidos sean las mínimas».

«Hemos empezado a desplegar nuestro potencial de fabricación de fluidos en China para atender mejor a los mercados de Asia y el Pacífico, y quitar algo de presión al equipo de Liverpool», declara Weaver. «Y nuestro equipo de compras se ha esforzado mucho para mantener el suministro de materias primas y obtener alternativas, si era necesario, para continuar la producción en nuestras plantas de todo el mundo».

Los productores de alimentos y bebidas no son los únicos que han tenido que adaptarse al cambio sin precedentes en la demanda; muchas empresas de otros sectores, incluidos los de servicios de alimentos y hostelería, también están teniendo que replantearse sus modelos de negocio. En la siguiente sección, abordamos el modo en que algunos restaurantes están haciendo frente a la pandemia, y la manera en que los socios de Digital Printing Solutions de Domino están ayudando. 

Relacionadas: En Domino Seguimos A Tu Lado. Juntos Somos Más Fuertes.

Servicio de alimentos

Restaurantes y otras tiendas de servicios de alimentos de todo el mundo se han visto obligados a cerrar temporalmente. Sin embargo, muchas de las principales marcas han seguido trabajando igualmente. Cadenas internacionales como Shake Shack, Burger King o Nando’s continúan su actividad y ofrecen servicios de entrega a domicilio o de comida para llevar, bien en el local o bien a través de plataformas de pedidos en línea como Deliveroo, DoorDash y Uber Eats. 

Para otros proveedores de servicios de alimentos, cuyos modelos de negocio carecían de opciones de entrega a domicilio o de comida para llevar, el cierre de los comedores para consumir en el local ha tenido un efecto mucho mayor. Además, con el aumento del consumo en casa, la demanda de la entrega de servicios de alimentos nunca ha sido tan elevada. En las últimas semanas, hemos observado un aumento de los proveedores de servicios de alimentos que han cambiado sus modelos de negocio y han empezado a ofrecer por primera vez servicios de entrega a domicilio y de comida para llevar.

En el Reino Unido, Crown Labels Mfg Co Ltd, un fabricante de etiquetas autoadhesivas con sede en Rotherham, experimentó un incremento en el número de encargos urgentes de etiquetas durante las semanas posteriores al confinamiento impuesto por el gobierno, y muchas empresas realizaron pedidos con plazos de entrega de tan solo 24-48 horas. La empresa recibió, entre otros pedidos, varios encargos de etiquetas de alta calidad con la marca preimpresa para envases de alimentos para llevar, por parte de restaurantes locales que anteriormente solo servían comidas para consumir en el local. 

Person carrying cardboard boxes
“Con el cierre forzoso de los comedores en los restaurantes, varios proveedores de servicios de alimentos han comenzado a ofrecer servicios de comida para llevar y de entrega a domicilio para mantener la actividad mientras duran las restricciones y satisfacer la demanda local de entrega de servicios de alimentos. Para muchas empresas, esta es una faceta completamente nueva, y necesitan imperiosamente dar a conocer a la marca y obtener críticas positivas de los clientes. Hemos atendido varios pedidos de etiquetas para envases provistas de códigos QR que ayudan a alentar a los clientes a que compartan sus experiencias y a promover los servicios online.” Tom Hardy - director general de Crown Labels.

El desafío no es exclusivo del sector de los servicios de alimentos; Crown Labels también ha satisfecho recientemente un pedido urgente para City Grab, una nueva empresa de Sheffield City Taxis, que ha dejado de llevar a personas para transportar comidas para llevar y productos de tiendas locales directamente a los hogares. A Crown Labels le encargaron la producción de etiquetas para ayudar a City Grab a promover su marca en el envase, un encargo que se realizó en tan solo 24 horas gracias a la impresora inkjet UV digital de etiquetas de 6 colores N610i de Domino. 

En China, donde la transmisión del virus ya se ha ralentizado, numerosas escuelas y oficinas han empezado a reabrir con distintos procesos instaurados para limitar la propagación de la infección. En muchos de esos lugares, las opciones de servicios de alimentos para consumo en el local, como cantinas y restaurantes, han permanecido cerrados, y solo disponen de alimentos preenvasados para limitar la interacción.

En Xiamen, la empresa estatal de alimentos y cliente de Domino Xiamen Gulong Food co. LTD (Gulong) ha puesto en marcha un sistema avanzado de producción y distribución, denominado «almuerzo 4.0», que ofrece comidas personalizadas para los niños de las escuelas locales. El personal del colegio recopila los datos sobre la comida elegida por cada niño y los envía directamente a Gulong Food para elaborar las comidas personalizadas. A continuación, los datos se conectan con un sistema de automatización de la codificación operado por Beijing Jiahua, que envía los datos directamente a una impresora inkjet Ax350i de Domino, para realizar una codificación personalizada.

La caja de cada almuerzo se codifica con información que comprende el nombre de la escuela, el tipo de almuerzo, el número de la clase y el nombre del estudiante, así como la fecha de caducidad y el número de lote. Luego, los almuerzos personalizados se entregan directamente a cada colegio a través de un autobús lanzadera puesto en funcionamiento por Gulong Food. El proceso integral es flexible y eficiente, y cuenta con un procesamiento automatizado instaurado para limitar la necesidad de la interacción manual, lo que reduce el contacto humano y minimiza el riesgo de infecciones.

Dado que cada vez más personas se están haciendo a la vida en confinamiento, no solo los proveedores de servicios de alimentos se están adaptando a cambios drásticos en la demanda, sino que las compras online y, en especial, el comercio electrónico de los proveedores online, entre ellos Amazon, han experimentado una fuerte subida en los últimos meses. En la siguiente sección, examinaremos el modo en que los proveedores de comercio electrónico se están adaptando a este aumento de la demanda.

El comercio electrónico

Las compras por Internet, o comercio electrónico, son otro mercado que ha experimentado un cambio drástico en la demanda durante la pandemia de la COVID-19. Conforme se han ido adoptando medidas de confinamiento en Europa y los Estados Unidos, el comportamiento de los consumidores a la hora de comprar ha variado en tanto en cuanto la población se ha ido acostumbrando a gastar más desde sus hogares. 

«En los EE. UU. hemos observado un incremento en solicitudes de los clientes provocadas por la actual situación relativa al coronavirus», dice Gary Peterson, gerente de cuentas de soluciones de datos variables de Domino Digital Printing. «Mientras que muchas empresas se han visto obligadas a paralizar las inversiones de capital, varios sectores han experimentado un drástico aumento de la demanda, que incluye al comercio electrónico».

En marzo de 2020, los guantes desechables y las panificadoras coparon los primeros puestos de la lista de las 100 categorías con crecimiento más rápido en el comercio electrónico en los EE. UU., con subidas del 670 % y 652 % respectivamente. Otros artículos «esenciales» cuya demanda también ha experimentado un drástico incremento durante el confinamiento han sido las pesas y similares, los monitores de ordenador, los kits de manualidades, los tintes para el pelo y los escritorios.[iv]

«Muchos de nuestros clientes del sector del comercio electrónico utilizan nuestras impresoras digitales K600i para producir etiquetas de datos variables preimpresas con fines logísticos para que se pueda realizar el seguimiento de los productos a lo largo de la cadena de suministro de una empresa hasta el punto de entrega, así como para permitir a los clientes devolver los productos», señala Peterson. «El número de personas que compran productos por Internet ha aumentado increíblemente, y nuestros clientes ahora tienen que responder con la producción de más etiquetas de datos variables. Para algunos clientes, esto ha supuesto tener que invertir en nuevas tecnologías para poder hacer frente a los cambios en la demanda». 

La K600i está disponible como dos soluciones independientes, una opción de barra simple, capaz de imprimir 75 metros de etiquetas por minuto, y una opción de doble barra, que puede duplicar la capacidad de producción hasta los 150 metros por minuto. 

“El mercado del comercio electrónico es volátil y experimenta máximos en la demanda en determinados momentos del año, por ejemplo, en Navidad. La K600i de doble barra se ha diseñado para permitir a los clientes responder a las fluctuaciones de la demanda y aumentar la capacidad de producción cuando es necesario. Durante las últimas semanas, los clientes que anteriormente habían invertido en una K600i de doble barra han sido capaces de incrementar su producción para que los productos siguieran desplazándose por la cadena de suministro, sin la necesidad de adquirir nuevas tecnologías.” Gary Peterson - gerente de cuentas de soluciones de datos variables de Domino Digital Printing

La flexibilidad que incorpora un sistema de impresión digital como el K600i es una ventaja para las organizaciones que producen etiquetas destinadas al mercado del comercio electrónico, además de otros sectores donde se necesita un etiquetado de datos variables.

Persona cargando cajas de cartón en camioneta plateada

Sortear la crisis de la COVID-19

A medida que prosiguen los esfuerzos mundiales para superar la pandemia de COVID-19, no solo está cambiando la vida en casa. Mientras que los fabricantes de alimentos y bebidas, proveedores de servicios de alimentos a domicilio y servicios de venta minorista por Internet se están uniendo para ayudar a las comunidades a adaptarse a la vida en confinamiento, otras organizaciones están echando una mano para apoyar la labor de los trabajadores de servicios esenciales y del personal sanitario de primera línea.

Durante los últimos meses, comunidades de todo el mundo han sido testigos de un enorme incremento en la cantidad de suministros médicos y sanitarios necesarios para superar la actual pandemia. Entre los artículos más demandados figuran los respiradores para el cuidado de pacientes graves, los kits de pruebas para detectar la COVID-19 y realizar el seguimiento de la propagación del virus, los equipos de protección individual para el personal de primera línea y los productos de desinfección para uso doméstico y servicios esenciales.

En la segunda parte de esta entrada del blog examinaremos el modo en que las organizaciones están respaldando los esfuerzos mundiales dedicados a sortear la crisis de la COVID-19 y brindar acceso a artículos esenciales a los sistemas de salud y las comunidades.

[i] Business Insider, «Countries on lockdown», consultado el 26 de abril de 2020, https://www.businessinsider.com/countries-on-lockdown-coronavirus-italy-2020-3?r=DE&IR=T.
[ii] Statista, «Coronavirus change in CPG purchases by country», consultado el 26 de abril de 2020, https://www.statista.com/statistics/1105409/coronavirus-change-in-cpg-purchases-by-country-worldwide/#statisticContainer.
[iii] Kantar World Panel, «Eating more at home at a time of lockdown», consultado el 26 de abril de 2020, https://www.kantarworldpanel.com/en/PR/Eating-more-at-home-at-a-time-of-lockdown.
[iv] Statista, «Top twenty fastest growing ecommerce categories», consultado el 26 de abril de 2020, https://www.statista.com/statistics/1109777/top-twenty-fastest-growing-ecommerce-categories/.
Imagen 1 - Foto de Mick Haupt en Unsplash
Imagen 2 - Foto de Mick Haupt en Unsplash
Imagen 3 - Foto de Norma Mortenson en Pexels
Imagen 4 - Foto de Norma Mortenson en Pexels

Featured Articles

¿NECESITA MÁS INFORMACIÓN?

Descubra como Domino puede ayudar a su empresa

Más información